De un momento incómodo a un momento íntimo

En nuestras relaciones hay placer cuando ambos podemos relajarnos… La relajación es indispensable para que un momento, una relación, una conversación sea placentera.

El placer requiere salir del automático y conectarnos en primer lugar con nosotros mismos, salir de nuestras defensas.

En este diagrama quiero contarte el paso a paso para ir de una situación incómoda en la sexualidad o en tus relaciones amistosas, a transformarla en un espacio donde compartir es nutritivo y nos ayuda a crecer en relación.

INTIMIDAD:

El encuentro  contigo,

donde puedes escucharte,

incluso aunque no tengas muy claro lo que te pasa,

lo cierto es que algo te pasa, Válidalo.

 

COMUNICACIÓN:

Tienes la oportunidad de expresarlo,

abrir tu sentir al otro, sé lo más sincero/a y sencillo.

 

CONFIANZA:

La comunicación trae un espacio de confianza,

salimos de nuestras defensas

y nos atrevemos a mostrar al otro lo que nos pasa.

Cuando esta comunicación es sincera

el otro va a sentir el anhelo de salir también de sus defensas

y ahí sucede el encuentro.

 

COLABORACIÓN:

La confianza trae ganas de estar cerca,

de encontrar nuevas formulas para la sexualidad,

o en la forma de tratarnos,

donde tenemos en cuenta lo propio y al otro.

 

INTIMIDAD COMPARTIDA:

Es un acto creativo donde cada uno pone lo mejor de sí

al servicio de la relación,

dándose a uno mismo lo mejor

y compartiéndolo con el otro.

No nos engañemos con la arcaica idea del sacrificio, si en una relación, momento, encuentro, no puedes darte tu espacio, comprensión, tiempo, ternura…. no se creará con nadie.

Hombres y mujeres, todos estamos deseosos de relaciones nutritivas, solo que tenemos muchas ideas, experiencias que nos han deseducado en cómo co-crear esos espacios….

Espero que te sirvan estos pasos… con amor Pushya.

Imagen: Toa Heftiba

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X