El regalo del masculino

Aprender del masculino, de mi padre, mis parejas, de mis compañeros de formación y amigos, ha sido un gran regalo.

Aprendí de la sencillez, del sentido práctico, de su emoción, de la capacidad de mantener su dirección sin distraerse, de su independencia y de su forma de amar.

En nuestra generación, nos ha tocado crear nuevos caminos para relacionarnos de una forma más real, todos hombres, mujeres estamos en búsqueda y a ratos bastante perdidos.

Es un reto dejar los juicios y las actitudes que nos dañan.

Para ello es necesario que podamos limpiar los condicionamientos sobre ser hombre y ser mujer, las mujeres son, los hombres son… estos prejuicios nos llenan de desconfianza y nos mantienen en un lugar de seguridad, si y cerrados también.

Aventurarse a mirar al otro como un igual, con dificultades al igual que yo…
y aprender juntos a crear relaciones con intimidad, sexualidad, amor y libertad, sin que sean excluyentes.

Mi deseo y mi inspiración es facilitar espacios de confianza, respeto, distendidos y libre de exigencias donde te sientas como en «casa».

Un espacio abierto donde puedas parar, relajarte, explorar, conectar contigo y con los demás sin ser juzgado.

Donde puedas validar tu ilusión por intimar, por sentir conscientemente tu energía sexual y la alegría de vivir.

Un espacio de buscadores donde puedas encontrar gente como Tú .

Te dejo la información del próximo encuentro.

Pushya Alfonso

Imagen: Roman Kraft

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X